viernes, 6 de septiembre de 2013

Moda: Niños Confeccionando Ropa de Grandes Firmas

-  en largas jornadas laborales, recibiendo un salario
de tres dólares al mes, así como amenazas y 

palizas. Sin olvidar que más del 20 por ciento 
de la economía de la India 
depende de los niños, el equivalente a 55 millones
 de jóvenes menores de 14 años.
Un día equis, tras ver la película Confessions of a Shopaholic, en la que la protagonista observaba los componentes o tejidos de unas botas de moda, me pregunté si alguna vez me había fijado en el origen de las etiquetas de las prendas de vestir antes de comprar. Nada por un tema de marca, si no por un comentario que leí en twitter sobre el país de manufactura de una conocida marca, y cuya chaqueta era de Camboya. 
Y el tema es que la primera etiqueta que me llamó la atención fue la de un Totem de lona que compré en una tienda de retail: Made in Tailandia, y así consecutivamente fuí chequeando mi closet y revisando cada una de las piezas de ropa que tengo...
y en esa misma jornada en la televisión escuché el nombre de Naomi Klein una Periodista e Investigadora de estos temas, que me están causando estupor: 
Casa y Ideas fabricada en Tailandia
niños de 10 años, trabajando en fábricas por tres dólares mensuales, en condiciones inhumanas, muchos cosiendo a mano...y de la nada llegué al caso que fue público. GAP, en el año 2007 fue denunciado por el Sunday Observer que descubrió que la tienda tenía a sub-contratadas empresas que explotaban a menores de edad cosiendo camisetas. 
Y reflexioné, que pese a sus actividades caritativas, Gap siempre ha sido criticada por la externalización de sus contratos y que aunque se supone que hace años la firma GAP Inc. admitió haber contratado estos servicios, hoy en día señalan que rompieron relaciones con las empresas de manufactura que no cumplen con las leyes establecidas para prevenir la explotación infantil.
Nike fabricado en Tailandia
otro caso fue Nike, que el año 2001 admitió que había niños de Pakistán y Cambodia que trabajaban haciendo zapatos, pelotas y camisetas. Y el tema era que desde 1995 Nike se desempeñaba -a la par- con una empresa que debía ser socialmente responsable, pero esta, subcontratando manufactura, a bajo costo, de pueblos aledaños donde las leyes de trabajo infantil no se respetaban. 
Y así suma y sigue, continué revisando y en el Diario El País encontré un artículo serio que señalaba que El Corte Inglés y Mango, ambas fabrican más de 105 millones de prendas de ropa al año, aunque esta última estuvo involucrada en el escabroso caso de un incendio en Bangladesh, ya que pese a sus políticas de transparencia y que sus etiquetas dicen Made In China,
MNG fabricado en China
y otras Made in Turkey, entre los escombros del siniestro de Bangladesh, había ropa etiquetada Mango. Frente al tema, la empresa justificó que sólo les habían enviado a hacer muestras a operarios, quienes trabajaban por tres dólares al mes, durmiendo en los galpones, todos apilados, y donde la mayoría son niños.
MNG fabricado en Turkey
Sin embargo, esta no es una nota para satanizar a estas empresas, pero es una alerta para comenzar a prestar atención y fijarnos en las etiquetas, a tomar conciencia que hay tras ella, pensar menos en el consumismo fashionístico y tal vez en mi caso, en forjar mi ánimo en comenzar a diseñar y a fabricar mis propias prendas de vestuario. 
Ahora ¿Cómo entra el libro de Naomi Klein acá? pues ella en una de sus obras, analiza el comportamiento de empresas multinacionales, como Nike y sus subcontrataciones de otras compañías, y en el hecho de que la gran marca se enfoca exclusivamente en el marketing, asociándose a una imagen de prestigio o de vida atractiva.
Tommy Hilfiger fabricado en Hong Kong
En el libro además se analizan los movimientos que protestan contra las prácticas laborales deplorables, que aplican a los trabajadores que manufacturan productos, a estas grandes firmas de retail, anticipando la masificación del movimiento alterglobalización, y poniendo en el tapete la tendencia de multinacionales y su ánimo de contratar a población del "tercer mundo", donde pagan salarios indignos, ofrecen pésimas condiciones laborales, haciendo trabajar a los empleados horas extra y evitando la formación de sindicatos y en algunos casos, empleando a menores de edad.
Lo importante es que el libro "No Logo" ya lo encargué vía Busca Libre, así es que espero tenerlo en mis manos para ampliar este tema...que trae a mi mundo una serie de reflexiones, da lo mismo si la ropa está fabricada en Hong Kong; China; Turkey o Tailandia. El cuento es que si puedes evitar comprarla si en su etiqueta está bordado o estampado el nombre de países tercermundistas, significa quizás que hay un niño, en una fábrica confeccionando esa prenda y que es mejor evitar comprarla, o no??
H y M, fabricada en China

No hay comentarios:

はじけるハートの足跡ブログパーツ

[PR]面白ツイート集めました