domingo, 2 de febrero de 2014

Libro: Carta de Dylan Farrow

- publicada en The New York Times, donde revela que fue abusada por Woody Allen,
tal como lo citó Mia Farrow en libro "Memorias" en 1998
Leyendo The New York Times me topé con una una Carta Abierta de Dylan Farrow de quien rememoro me enteré de su dramática infancia en un libro autobiográfico de Mia Farrow: Memorias "Hojas Vivas" de Ediciones B -a la venta en Librería Chilena de Av. Bernardo O’Higgins N°876 a $2.000-, donde en uno de sus capítulos se revelaba en detalle que Woody Allen había abusado de esta hija adoptiva: Dylan Farrow.
Y pese a ello, recordemos que el director jamás fue procesado en este caso, por lo cual siempre...
se presumió inocencia. Y en 2013 se cuestionó la paternidad de su hijo biológico Ronan con Mia Farrow.
¿Quieren saber que opina su hija adoptiva de los "presuntos" hechos? acá la misiva:

Una Carta abierta de Dylan Farrow

¿Cuál es tu película favorita de Woody Allen? Antes de responder, usted debe saber que cuando yo tenía siete años, Woody Allen me tomó de la mano y me llevó al ático situado en el segundo piso de nuestra casa. Me dijo que me acostara sobre su vientre y jugará con él y que lo disfrutara como si estuviera divirtiéndome, esto mientras miraba funcionar el tren eléctrico de mi hermano. Luego me agredió sexualmente. Y me hablaba mientras...
lo hacía, susurrando que yo era una buena niña, que este era nuestro secreto, y siempre con la promesa de que nos volveríamos a ir a París y que pensara si algún día me gustaría ser una estrella en una de sus películas. Recuerdo ese tren de juguete, centrándome en él mientras mientras andaba en círculos alrededor del ático. Y hasta el día de hoy, me resulta difícil mirar los trenes de juguete.
Durante el tiempo que puedo recordar, mi padre me había estado haciendo cosas que a mí no me agradaban. No me gustaba la frecuencia con la que me llevaba lejos de mi mamá, hermanos y amigos para estar a solas con él. Me enfadaba cuando él se quedaba dormido con el pulgar en la boca. Detestaba cuando yo tenía que estar en la cama junto a él, bajo las sábanas mientras él estaba durmiendo en ropa interior. Me disgustaba cuando él ponía su cabeza en mi regazo desnudo mientras inhalaba y exhalaba. 
Y yo me escondía debajo de la cama o me encerraba en el baño para evitar estos encuentros, pero él siempre me encontraba. Estas cosas sucedieron de manera rutinaria, y tan hábilmente y a escondidas de una madre que yo sé que ella me habría protegido si hubiera sabido que yo tenía la impresión de que la conducta de mi padre era normal. Siempre pensé que así era cómo los padres adoraban a sus hijas. Aunque lo que me hacía Woody a mí en el ático se sentía diferente. Y yo no podía mantener más este secreto.
Un día, cuando le pregunté a mi madre si su padre le hizo a ella lo que Woody Allen me hizo a mí, sinceramente, no tuve respuesta. Yo tampoco sabía la tormenta de fuego que desencadenaría esta confesión, porque nunca supe que mi padre usaba su relación sexual con mi hermana para encubrir el abuso que me infligió a mí. 
Yo no sabía que mi padre iba a acusar a mi madre de haber inventado los abusos y de habérmelos metido en la cabeza. Incluso yo no sabía que iba a ser sometida a contar mi historia una y otra vez, o que iba a ir a ver doctor tras doctor, incitándome a admitir que yo estaba mintiendo, como parte de una batalla legal que yo no podía entender. 
En un momento, mi madre me sentó y me dijo que no iba a estar en problemas si estaba mintiendo -que podía retomar toda mi vida de vuelta. Pero yo no podía. Porque todo era cierto, pese a que había expertos y médicos dispuestos a poner en duda mi credibilidad. 
Después de una audiencia de custodia que negaba los derechos de visita a mi padre, mi madre se negó a presentar cargos criminales, a pesar de los hallazgos de causa probable por el Estado de Connecticut -debido, en palabras de la fiscalía, la fragilidad de Woody Allen "niño víctima", conminó a la justicia a no condenarlo por ningún delito. Pese a que él estaba obsesionado por como yo crecí. 
Y yo estaba desolada por la culpa de haber puesto en riesgo vidas emocionales y a que él pudiera hacerle esto a otras niñas. Yo además estaba aterrorizada a ser tocada por otros hombres. Incluso desarrollé un trastorno alimentario, comencé a cortarme; y ese tormento se vió agravado por Hollywood. Ya que mis pocos referentes hicieron la vista gorda... ya que la mayoría encontró más fácil aceptar la ambigüedad, de decir: "¿quién puede creer lo que pasó" fingiendo que no pasaba nada. 
Actores lo elogiaron en entregas de premios. Las prensa lo mediatizó en la televisión. Los críticos lo halagan en las revistas. Y cada vez que vi la cara de mi abusador -en un afiche, en una camiseta, o en la televisión- sólo sentía que debía ocultar mi pánico hasta que un día me encontré sola y me desmoroné.
La semana pasada, Woody Allen fue nominado por la academia a un nuevo premio Oscar por Blue Jasmine. Y esta vez decidí negarme a desmoronarme porque durante mucho tiempo, la aceptación de Woody Allen me hizo callar; ya que lo sentía como un reproche personal, al igual que los premios y galardones que eran una manera de decirme que me callara y olvidara. 
Pero los sobrevivientes de casos de abuso sexual que se han acercado a mí -para apoyarme y para compartir sus temores- me hicieron reflexionar y creo que de aquí en adelante, debo dejar de ser tratada como una mentirosa, debo evitar que otros me digan que mis recuerdos no son mis traumas- y estos me han dado una razón para no seguir nunca más en silencio, aunque sólo sirva para que otros sepan que tampoco tienen que estar en silencio.
Hoy, me considero afortunada. Estoy felizmente casada. Tengo el apoyo de mis hermanos y de unas hermanas increíbles. Tengo una madre que encontró dentro de sí misma una fuente de fortaleza que nos salvó del caos que un depredador trajo a nuestra casa.
Pero pienso que hay otros todavía asustados, vulnerables, y luchando por el coraje de decir la verdad. Y el mensaje que envío a Hollywood es:
¿Y si hubiera sido su hijo, Cate Blanchett?¿Louis CK? Alec Baldwin? ¿Y si hubieras sido tú, Emma Stone? O bien, ¿Scarlett Johansson? Me conociste cuando era una niña, Diane Keaton. ¿Te has olvidado de mí?
Woody Allen es un testimonio vivo de la forma en que nuestra sociedad no protege a los sobrevivientes de abuso sexual.
Así que imagine que su hija de siete años de edad siendo llevada a un ático por Woody Allen. Imagínese que ella pasa toda la vida aquejada de náuseas ante la sola mención de su nombre. E imagine un mundo que celebra a su torturador.
Si es usted es capaz de imaginar eso. Ahora, ¿cuál es tu película favorita de Woody Allen?

No hay comentarios:

はじけるハートの足跡ブログパーツ

[PR]面白ツイート集めました